Basados en tecnología CyberLock, las soluciones de SicurLock se adaptan a todo tipo de entornos sin importar dónde se ubique el punto acceso. Al eliminar el cableado entre la cerradura y el software de gestión, es posible instalar CyberLock en prácticamente cualquier lugar. A la comodidad de un sistema de llave mecánica convencional se le une, con CyberLock, la gestión de permisos y la capacidad de seguimiento de un sistema completo de control de accesos electrónico.